¿De qué te sirve ser abogado?

La práctica del Derecho puede ser apasionante para muchas personas que decidan decantarse por esta carrera profesional y en concreto la de la abogacía. Un abogado se enfrenta a desafíos constantes, trata continuamente con nuevos clientes, la mayor parte del tiempo maneja asuntos extremadamente urgentes y trabajar bajo presión es algo a lo que se acostumbra.

Sin duda muchos abogados nacieron con la idea de defender la justicia y beneficiar a la humanidad, pero para muchos otros la realidad de una carrera legal puede ser desalentadora. Esto es sobre lo que trata la entrada de The Guardian:  I’m tired of law, but is a career break right for me? Para leer parte de la noticia en castellano puedes acceder a la web de mis colegas de Idealis.press : ¿Estás cansado del Derecho? Quizás un quiebre profesional es lo que necesitas

Si quieres darle un nuevo enfoque a tu carrera profesional tras haberte formado en Derecho y pasar unos cuantos años ejerciendo la abogacía o trabajando en un bufete, debes saber que hay millones de posibilidades para ti, siempre y cuando sepas aprovecharlas. Y siempre cabe la posibilidad de que vuelvas a tu sector originario porque…

“Aquel abogado que sólo sabe Derecho, sabe muy poco de Derecho” Mario de la Cueva

Las habilidades que has adquirido siendo abogado o dedicándote al Derecho como bien dice el gran letrado, del que soy admirador, Óscar León , son:

  • AUTOCONSCIENCIA: CONOCERSE A UNO MISMO.
  • PRUDENCIA O REFLEXIÓN.
  • PROACTIVIDAD O SABER ELEGIR EL APROVECHAMIENTO DE TU POTENCIAL.
  • ESCUCHA ACTIVA.
  • CAPACIDAD COMERCIAL: GENERAR NEGOCIO.
  • HABILIDAD ORATORIA Y PERSUASIÓN.
  • CAPACIDAD EMPRESARIAL.
  • CAPACIDAD SOCIAL.
  • ORGANIZACIÓN: COORDINACIÓN DE RECURSOS MATERIALES Y HUMANOS.
  • PERSEVERANCIA Y CONSTANCIA.

Una vez pasado por esta etapa o simplemente habiendo estudiado la carrera de Derecho pensarás: esto no es lo mío, qué puedo hacer? en algunos casos necesitarás algo más de formación específica, pero algunas salidas profesionales que puedes tener son:

  • Una de las primeras opciones puede ser la de opositar. Hay muchas alternativas, aunque las convocatorias salgan a cuentagotas
  • Asesor fiscal, jurídico o laboral: profesionales que se encargan de asesorar sobre una determinada materia que conocen los marcos legales en torno a los cuales gira su trabajo. También puedes ser administrativo en las mismas materias citadas en este punto para llevar a cabo los trámites de la Seguridad Social; realizar y gestionar nóminas, seguros sociales y finiquitos de las empresas; desarrollar la situación financiera, económica y contable de la empresa a través del Plan General Contable y con los documentos necesarios, entre otras funciones.
  • Agente de la propiedad inmobiliaria: aconseja, asiste y representa a sus clientes en materia inmobiliaria encargándote principalmente de la mediación en la compra-venta, permuta, traspaso, cesión y arrendamiento de bienes inmuebles.
  • Recursos Humanos: encargándote de la gestión de los trabajadores de una determinada empresa. Selección de personal; desarrollo y formación de las plantillas; gestión de nóminas y establecimiento de las bases de una correcta comunicación interna.
  • Criminólogo: estudiarás las causas de un crimen cometido, así como la conducta del comportamiento de los seres humanos. Identificarás el contenido material de la criminología y el derecho penal entre otras muchas funciones.
  • Técnico en comercio exterior: analiza los nuevos mercados en el exterior. El comercio y las relaciones Internacionales te permitirán desarrollar habilidades técnicas y directivas que te permitirán desarrollar tu trayectoria profesional en este campo.
  • Consultor profesional: soluciona problemas de grandes dimensiones en una empresa u organización. Relanzamiento comercial, RR.HH., estrategia empresarial, etc.
  • Gestor bancario. Muchos empleados de banca han estudiado Derecho, lo sabías?

Tienes múltiples opciones, hay muchas más, el cambio puede ser de 180º, pero necesitarás un mayor esfuerzo y sobre todo más contactos y siempre recuerda que todo tiene remedio, menos la muerte.

 

Muchas Gracias.

BORJA MEDÍN SUÁREZ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: