Cagadas de los técnicos de selección (I)

Desde hace un tiempo me he dedicado a recopilar experiencias de candidatos de procesos de selección que han tenido la amabilidad de compartirlas conmigo.

La finalidad no es hacer un post sobre los “errores que no debes cometer en una entrevista de trabajo”, sino sobre “los errores que no deben cometer los reclutadores en los procesos de selección”.

El propósito de este texto no es juzgar a nadie, simplemente me parece interesante, con el debido respeto, compartir esta serie de anécdotas para poder mejorar entre todos.

Y para que nadie se sienta aludido ocultaré datos sensibles y haré honor a mi fama de storyteller. Los casos son reales:

El 19 de septiembre nuestro candidato, probablemente en calzoncillos, con una taza de café en las manos y sentado frente a su ordenador, se inscribe en una oferta de trabajo a través de un famoso portal de empleo. La empresa es una reconocida multinacional agroalimentaria. El puesto requerido no lo sabemos, pero sabemos que es en A Coruña y que las primeras fases del proceso de selección las realiza una consultora especialista en perfiles comerciales, así que podemos intuir “cositas”.

El día 20 de septiembre nuestro protagonista consulta el estado de la candidatura desde la pantalla del móvil, esta vez la taza no es de café, sino que ahora se encuentra sentado en la taza del W.C, y su sorpresa es mayúscula cuando visualiza que continúa en el proceso. Como es alumno aventajado en esto de Infojobs no se sobresalta del todo, pero se asea con cuidado por si acaso.

1

Efectivamente ese mismo 20 de septiembre el candidato recibe la llamada de una de las consultoras de la empresa intermediaria para hacer los primeros sondeos. Tras comprobar la disponibilidad del entrevistado, lo invita a realizar un test de Raven, un test de personalidad y una posterior entrevista vía Skype.

2

3

Nuestro protagonista realiza los tests y la entrevista vía Skype el 21 de septiembre.  Se le comunica que sigue en el proceso y que en los próximos días recibirá una nueva llamada.

El 25 de septiembre el candidato recibe esa llamada para ser informado del resultado positivo global del proceso. Además le asesoran sobre los aspectos a depurar y le comentan que los resultados del test de Raven han sido “normalitos”. Por último le dicen que en breve se le llamará para saber si sigue o no adelante.

-¿Resultados normalitos?, ¿test de Raven?, ¿comercial?- mosca detrás de la oreja del protagonista.

Sin duda el seguimiento de las consultoras es considerable, se informa en todo momento al candidato sobre el proceso, aunque sea para decirle que aun no se ha decidido nada. Las condiciones del puesto, por el contrario, se le informarán detalladamente más adelante.

– Vaya,- piensa nuestro amigo- no preguntaré mucho al respecto, no vaya a ser que me consideren el líder de la Alianza Rebelde.

Eso sí, se le hace una última solicitud a nuestro protagonista antes de saber si es uno de los elegidos para la fase final. Se le ordena la realización de una presentación en Power Point para llevar a la posible entrevista final con la directora de RR.HH de la multinacional agroalimentaria.

Nuestro amigo realiza el Power Point solicitado sin saber si finalmente será necesario. Lo envía y recibe una respuesta el día 26 de septiembre:

4

El candidato es contactado vía telefónica por la consultora especializada. Se le da la enhorabuena por la presentación tan apropiada en Power Point, le dicen que el puesto será finalmente en Vigo (recordemos que la oferta era para A Coruña, como bien se puede ver en la primera imagen del portal de empleo) y que en pocas horas le dirán si tiene que ir a la entrevista final del 29 de septiembre. Aun así, se le comenta cómo será el proceso.

El 27 de septiembre el candidato recibe una nueva llamada en donde se le comunica que finalmente es invitado a participar en el proceso final. Le dan información relevante sobre la hora y el lugar de dichas pruebas, que durarán un día entero, así como los datos de contacto de la directora de RR.HH de esa famosa multinacional agroalimentaria, la cual se desplazará desde Madrid acompañada de su equipo para realizar las entrevistas. Datos que imaginamos dicha profesional no desea que circulen libremente. Esto es confirmado vía email:

5

6

Puños apretados, mirada del tigre en el espejo, confianza máxima en sí mismo y nervios que no le permiten comer ni dormir. Nuestro protagonista vive en otra provincia, el trayecto a Vigo no le lleva más de dos horas, pero decide planear todo para que la entrevista salga lo mejor posible. El día 28 de septiembre, a un día del proceso final, el candidato recibe una nueva llamada a las 19:00 de la tarde aproximadamente. Se conoce el número de teléfono de la consultora mejor que el de su propia madre. El saludo de nuestro amigo suena a éxito rotundo, sin embargo las noticias que recibe telefónicamente le anuncian lo peor:

– Lo sentimos, es verdad que ayer te invitamos a la entrevista final. Pero como ya te comentamos, los resultados de tu test de Raven, entre otras cosas, han sido normalitos. Si sale alguna cosa nueva en la que tu perfil pueda encajar, te llamaremos!!

-No eres tú, soy yo… – piensa el candidato.

Fin de la primera anécdota. Para que no se nos enfaden los profesionales de RR.HH, de personal, de capacitación, reclutadores, técnicos de selección, cazadores de talento y un largo etcétera, incluiremos también alguna historia con errores de los candidatos.

Muchas Gracias.

Borja Medín Suárez.

Anuncios

4 comentarios

  1. Buena historia, Borja.
    Yo colecciono ofertas de empleo discriminatorias, tengo un buen material.
    Si quieres un consejo, no pongas historias de errores de candidatos. Si eres asiduo de Linkedin sabrás que en ese caso la cosa siempre acaba mal para el que publica.
    Un saludo

    Le gusta a 2 personas

    1. Muchas gracias una vez más.

      Sí,tienes toda la razón, en estos temas hay que andar con pies de plomo. Te haré caso.

      No sé si has compartido esa recopilación en tu blog,sería muy interesante echarle un vistazo y si me lo permites enlazar dicha entrada en mis próximas publicaciones.

      Me gusta

      1. Hola Borja
        No la he publicado. Las tengo en formato imagen guardadas. Recientemente he dirigido un TFG que trata sobre ello y las he cedido a la estudiante en cuestión que, además, ha encontrado algunas más.
        También tengo una serie de sentencias judiciales de diversos órganos sobre selección de personal que debo clasificar. Esas no sé si ponerlas en el blog o hacer un libro.
        Saludos

        Le gusta a 1 persona

  2. […] Si no la has leído ya, puedes pasarte primero por la entrada anterior: Cagadas de los técnicos de selección (I) […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: