Cagadas de los técnicos de selección (II)

Si no la has leído ya, puedes pasarte primero por la entrada anterior: Cagadas de los técnicos de selección (I)

Aquí otro caso real:

Un candidato es contactado telefónicamente por una reclutadora de una multinacional líder de RR.HH. Se trata de la segunda empresa líder del mundo en su sector. La entrevista telefónica se resuelve de manera satisfactoria y nuestro amigo es invitado a realizar una entrevista vía Skype, previa resolución de un test psicotécnico y un par de trámites más, como compartir su vida laboral y facilitar contactos de empleos anteriores.

Se trata de un puesto de consultor de RR.HH. con perfil 360º para la provincia de Ourense. El candidato pasa los primeros filtros y es invitado a otra entrevista con la directora de la oficina de A Coruña y el director de zona de Galicia.

La entrevista con ambos responsables es positiva y el trato otorgado a nuestro entrevistado es excelente. Hasta ahí todo perfecto. Pero aquí comienza la rara historia de esta experiencia. Decir, antes de nada, que estos profesionales no han vulnerado ninguna norma ni infringido ninguna ley, pero su comportamiento sí resulta cuestionable en algunos aspectos.

Nuestro candidato recibe una llamada de la primera reclutadora a los pocos días de esa última entrevista. Le comunica que ha sido seleccionado, que ha gustado mucho a los responsables y que pronto se le creará la plaza, que no será para Ourense, sino que será para A Coruña, facilitando así a nuestro amigo su acercamiento a su lugar de residencia, ya que vive en dicha ciudad. Además, le comenta que el director de zona de Galicia lo llamará esa misma tarde.

La llamada no llega.

El candidato decide dejar pasar el fin de semana y 3 días laborales, su alegría inicial comienza a convertirse en preocupación. Decide escribir a la primera reclutadora, ya que es el único contacto que tiene, además del de la directora de la oficina de A Coruña. Le comenta su deseo de formar parte del equipo y pregunta ingenuamente si se han echado atrás en su contratación.

Recibe la siguiente contestación:

1

Aquí nos damos cuenta que puede ser que nuestro candidato, debido a la emoción, quizá no haya entendido bien la llamada que recibió la primera vez que le comunican que ha sido seleccionado. En este último mensaje leemos que le dicen “le gustaste mucho”, “te llamará en breve” (en referencia al director de zona), “no nos hemos echado atrás” y “seguro que pronto somos compis”.

Si la cosa no está clara, ¿por qué esos comentarios?

La llamada sigue sin llegar y el contacto entre la consultora y el candidato es constante y cercano:

1,5

Pasan los días y el director de zona sigue sin llamar al candidato. Este último, tras dejar pasar un tiempo prudencial, decide “puentear” a la primera entrevistadora, busca al director de zona por Linkedin y le escribe. Bingo! Recibe respuesta:

2

La llamada tampoco llegó esa tarde.

Un día más tarde la primera entrevistadora aconseja a nuestro candidato que busque al director de zona por Linkedin y le escriba. Le confirma que le parece raro que no lo haya llamado ya y le vuelve a recordar “que nos encantaste y seguro que pronto somos compañeros!”. Recordemos que nuestro amigo ya había escrito por Linkedin al director de zona un día antes.

3.jpg

¿Qué necesidad había de seguir torturando de esa forma a nuestro amigo? El mismo se la jugó, ya que, según conversación mantenida con él, estaba trabajando con una beca que finalizaba en diciembre. La consultora de RR.HH había llamado al responsable de la empresa en la que se encontraba disfrutando de la beca para pedirle referencias. Los responsables de la multinacional de RR.HH estaban al tanto de la finalización de ese contrato y le habían comunicado que la incorporación sería a finales de año.

Nuestro candidato ya cree todo perdido, escribe por última vez a la primera entrevistadora y decide llamar a la directora de la oficina donde supuestamente iban a crearle la plaza.

4

Todo esto sucede entre octubre y noviembre. Finalmente nuestro protagonista contacta con la oficina en diciembre, puesto que recordemos que continúa trabajando y aun tiene esperanza de que lo llamen. Por su parte la directora de A Coruña no sabe nada de las conversaciones mantenidas entre el director de zona y la primera entrevistadora. Comunica a nuestro candidato su deseo de poder incorporarlo, pero le dice que la decisión la tiene el responsable de zona, así que le facilita el número de teléfono para que lo llame.

Nuestro candidato se anima a llamar a principios de año al director de zona ya que creyó conveniente dejar pasar las Navidades. Habla con dicho individuo y le dice que es mejor que hable con la primera entrevistadora!

Nuestro candidato se queda perplejo, de todos modos decide llamarla y ella misma reconoce estar alucinando. Le dice a nuestro entrevistado que le devolverá la llamada en breve. Efectivamente cumple su promesa y llama a nuestro protagonista. Le comenta que habló con el director de zona y que lo siente mucho, pero que hubo una confusión y que al final no iban a contar con él para el puesto.

Fin de la historia.

Muchas Gracias.

Borja Medín Suárez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: